3 Fábulas sobre el valor de la Libertad

Advertisement

La libertad es un valor y un derecho de todas las personas, en las siguientes 3 fábulas sobre el valor de la libertad, la moraleja es que cambiar la libertad por cualquier otra cosa no vale la pena y que a veces resulta peligroso ser libre, pero que el riesgo lo vale.

El lobo y el perro

Fábula la Luna y el Lobo

Paseaba por el bosque un lobo hambriento, desde hace días no comía nada y se veía muy delgado. De pronto se encontró con un perro de buen aspecto, lleno de vida y robusto. El perro lo miró también y sintió lastima así que le ofreció:

“¿Quieres venir conmigo? Estaremos con mi amo, tendrás comida y te ayudará a recuperarte pero debes obedecerle y mostrarle cariño, es simple.”

El lobo estaba desesperado y a primera vista parecía buen trato, así que comenzó a seguir al perro, pero cuando iban a mitad de camino se percató de unas heridas en el cuello del animal, lleno de curiosidad, le preguntó por ellas. El perro contestó:

“No es nada, sólo marcas de la correa con la que mi amo me ata.”

El lobo intrigado y asustado preguntó: “¿Por qué te atan?”

“Me atan todos los días para que no vaya a hacerme daño.” Dijo el perro

Al oírlo el lobo se arrepintió de su decisión, le dijo al perro que se negaba a ello y que prefería morir de hambre en el bosque. Acto seguido salió huyendo hacía los árboles.

Moraleja de esta fábula sobre el valor de la libertad

La libertad no tiene precio

La corneja fugitiva

fabulas-sobre-el-valor-libertad

Un día un hombre capturó a una corneja, quería regalársela a su hijo. Así que ató un hilo a una de sus patas, mientras él sujetaba el otro extremo del hilo.

La corneja no se resignó a ir con el hombre, decidió tomar cualquier oportunidad que tuviese para escapar. Mientras su captor la trasladaba, se descuidó un momento, el cual la corneja aprovechó para salir volando tan rápido como pudo. Sin embargo, tuvo mala suerte y el hilo se enredó en las ramas de un árbol, por lo que el ave no pudo volar más. Al ver su muerte cerca pensó:

“Por no haber querido soportar la prisión de los hombres, ahora he de perder la vida.”

Moraleja

La libertad es riesgosa de conseguir pero vale la pena

El lobo y el cordero en el templo

el cordero y el lobo en el templo

Había una vez un cordero que estaba siendo perseguido sigilosamente por un lobo pero cuando se dio cuenta huyó, tan rápido como pudo, al templo más cercano. El lobo no podía entrar pero le gritó y le dijo:

“Acaso no sabes que si el sacerdote te encuentra, va a sacrificarte para complacer a su dios.”

Entonces el cordero le respondió: “¡Lo prefiero así! Es mejor ser la víctima de un sacrificio para un dios y obtener gran honor que morir bajo tus colmillos.

Moraleja

Si tienes dos opciones igualmente malas, escoge la que consideres mejor

Advertisement

Deja un comentario