Fábula de Píramo y Tisbe ~ Fábulas.wiki

Fábula de Píramo y Tisbe

Advertisement
Fábula de Píramo y Tisbe

Píramo y Tisbe eran dos jóvenes de Babilonia, en la Antigua Mesopotamia, habían sido vecinos toda su vida y surgió el amor entre ellos. Sus padres sabían que se amaban pero siendo enemigos entre sí, les prohibieron a sus hijos verse. Sin embargo, había un agujero en la pared, mediante él se hablaban todos los días con palabras de amor.

Un día se pusieron de acuerdo para verse bajo una morera. Tisbe se cubrió con un velo y caminó hasta el árbol. Mientras esperaba a su amado, pasó muy cerca una leona con la boca cubierta de sangre, porque había devorado un buey y se encontraba sedienta buscando agua. La joven al verla huyó despavorida dejando caer su velo. La leona olió el velo y lo llenó de sangre.

Cuando llegó Píramo descubrió las pisadas de la leona junto al velo cubierto de sangre, desesperado, pensó que la sangre era de su amada Tisbe. En su tristeza, desenvainó su espada y se la clavó, su sangre inundó el suelo y las raíces de la morera, esto hizo que los frutos blancos se convirtiesen en rojos.

Cuando Tisbe volvió encontró el cuerpo de su amado junto al velo y supo lo que había ocurrido de inmediato. Decaída, tomó la espada de Píramo para clavársela, a la vez que pedía descansar junto a él por el resto de la eternidad y que el fruto se hiciera negro en su honor. Los dioses la escucharon, las familias de Píramo y Tisbe quemaron sus restos en la misma urna, y desde entonces los frutos de las moreras se volvieron oscuros.

Advertisement

Deja un comentario