Fabula de La Lechera ~ Fábulas.wiki

Fabula de La Lechera

Advertisement

Erase una vez una pequeña niña, hija de granjeros, que solía ayudar a sus padres con las tareas del hogar y cuidando animales de la granja.

Una día su madre muy temprano fue a ordeñar a las vacas, pero se sintió muy mal para salir de casa. Entonces, le pidió a su hija que fuera con la leche al mercado y la intentara vender. La niña, contenta por la responsabilidad que le estaban dando, dijo orgullosamente que sí. Al verla su madre le propuso que todo lo que ganara sería para ella, y aceptó sin pensarlo.

La niña cargo el cántaro de leche y se marchó de la granja para ir al mercado. Mientras caminaba la pequeña comenzó a hacer planes en como gastaría su dinero «Con lo que obtenga de la leche, compraré 300 huevos. Y esos huevos, me darán unos 200 pollos, porque no todos nacerán. Y esos pollos, los venderé cuando los precios estén altos, entonces para fin de año tendré dinero para comprar un hermoso vestido e ir a todas las fiestas»

Y seguía entretenida en sus pensamientos: «Cuando asista a los bailes todos los muchachos querrán estar conmigo y yo los estudiaré uno a uno, para saber con cual quedarme.»

Pero mientras caminaba y pensaba, por despistada no miró a la piedra en medio del camino y tropezó con ella. La niña cayó al suelo al igual que el cántaro que se rompió derramando la leche.

La niña, triste y con una pierna herida, se levantó y lamentó al ver la leche en el suelo: «¡Qué desgracia! Ya no tengo nada que vender, no compraré huevos, para tener pollos, y entonces no tendré vestido… ¿Por qué tuve que querer tanto?

La pequeña frustrada volvía el camino a la granja, mientras pensaba sobre la oportunidad que pudo tener y que acabó derramada en el suelo.

Moraleja

No pienses impacientemente en el futuro, ni el presente esta asegurado

Advertisement

Deja un comentario