La hormiga y el Saltamontes ~ Esopo ~ Fábulas.wiki

La hormiga y el Saltamontes

En un jardín, un día de verano, un Saltamontes saltaba, cantaba y chirría a su antojo. Pasó una hormiga, que llevaba consigo un monton de comida para llevar al hormiguero.

«¿Por qué no vienes a divertirte conmigo -dijo el saltamontes- en vez de estar trabajando y maltratandote de esa manera?»

«Estoy colaborando con la comida de nosotros para el invierno», dijo la Hormiga, «y te recomiendo que hagas lo mismo.»

«¿Por qué preocuparse por el invierno ahora?», dijo el saltamontes , «tenemos mucha comida por aca.»

La Hormiga siguió su camino y continuó su trabajo duro.

Cuando llegó el invierno, el saltamontes no tenía comida y se estaba muriendo de hambre, mientras veía a las hormigas que distribuían diariamente maíz y grano de los hormigueros que recogieron en el verano.

Moraleja

Es mejor prepararse para los días de necesidad.

Esopo

Deja un comentario