Hércules y el Carretero ~ Esopo ~ Fábulas.wiki

Hércules y el Carretero

Un granjero conducía su carruaje por una carretera de tierra muy fangosa después de una fuerte lluvia. sus caballos apenas podían arrastrar la carga a través del lodo profundo, hasta que una de las ruedas se hundió en el barro.

El granjero se bajó del carruaje y se paró al lado del trailer mirándolo, pero sin hacer el menor esfuerzo para sacarlo de la estancamiento. Todo lo que hizo fue maldecir yt reprochar su mala suerte y luego llamó en voz alta a Hércules para que viniera a ayudarlo. Entonces, se dice, que Hércules realmente apareció, diciendo:

«Pon el pecho al volante, hombre, e insiste en tus caballos. ¿Crees que puedes mover el carro simplemente mirándolo y lamentándote por ello? no te ayudaré a menos que hagas un esfuerzo por ayudarte a ti mismo».

Y cuando el granjero puso su mano al volante insistió a los caballos, la carreta se movió fácilmente con un poco de ayuda de hercules, y pronto el granjero se puso a cabalgar con gran felicidad y con una buena lección aprendida».

Moraleja de la hércules y el carretero

Dios ayuda a quien se ayuda a sí mismo

Esopo

Deja un comentario