El lobo y el niño

Advertisement

Un niño estaba encaramado en lo alto de una casa, y mirando hacia abajo de pronto vio a un lobo pasar por debajo de él. Inmediatamente desde alli arriba comenzó a humillar y a atacar al lobo.

“Asesino y ladrón”, le gritaba, “¿Qué haces aquí cerca de las casas de gente humilde? ¿Cómo te atreves a aparecer donde se conocen tus viles crímenes?”

El lobo solo le mira y sigue su camino sin hacer mucho caso.

Moraleja de la fábula

Es fácil ser valiente desde una distancia segura

ESOPO
Advertisement

Deja un comentario