El Avaro y el Envidioso ~ Esopo ~ Fábulas.wiki

El Avaro y el Envidioso

Dos amigos se presentaron ante Júpiter (El Dios Romano), y le pidieron que les concediera el deseo de sus sueños, el que tanto habían querido. El primero era para la avaricia, y el segundo para la envidia. Ambos estaban llenos de sentimientos desagradables lo cual no le gustó a Júpiter.

Así que para castigarlos a ambos, Júpiter concedió que cada uno podría tener lo que quisiera para sí mismo, pero sólo con la condición de que su amigo tuviera el doble.

La avaricia se fue adelante pidió una habitación llena de oro.

Dicho y hecho; pero toda su alegría se convirtió en sufrimiento cuando descubrió que su vecino tenía dos habitaciones llenas de oro precioso.

Entonces llegó el turno de la envidia, que no podía soportar pensar que su prójimo tuviera alguna alegría.

Así que pidió sin pensar las consecuencias, para que le quitaran uno de los ojos de la avaricia, lo que significaba que su compañero se quedaría totalmente ciego. y por tanto la avaricia sin darse cuenta pidió quedarse ciego ya que le quitaran los 2 ojos a él.


Moraleja de fábula: La envidia y la Avaricia


Los vicios son sus propios castigos

Deja un comentario