Nudo de una fábula (+5 Ejemplos)

Advertisement

El nudo sigue al inicio de la fábula, tras la presentación de los personajes, aparece una situación que cambiará todo, generalmente para mal, por lo que los personajes deben buscar resolver el problema. A continuación la definición de nudo de una fábula y 5 ejemplos.

El nudo se refiere a la parte posterior a la introducción, en la que se altera la situación inicial. Es decir, se trata de la parte donde se ejecuta determinada acción sobre el problema que tiene lugar a lo largo de la fábula, también es donde los protagonistas actúan buscando volver a la normalidad o, al menos, solventar la situación, según la trama. En esta parte la narración alcanza el punto más intenso, porque los personajes se verán envueltos en situaciones poco agradables y deberán ponerse a prueba para poder resolver la situación.

Ejemplos de nudo de una fábula:

1. La Tortuga y la Liebre:


“Comenzó la carrera y la Liebre pronto se perdió de vista, y para hacer que la Tortuga sintiera profundamente ridícula y humillada, sobre lo que era para ella intentar una carrera contra una Liebre, se recostó al lado del camino para tomar una siesta hasta que la Tortuga la alcanzara. Mientras tanto, la Tortuga siguió avanzando lenta pero constantemente y, después de un tiempo, pasó por el lugar donde dormía la Liebre.”

2. El Pastorcito Mentiroso y el Lobo:


“Los aldeanos cercanos que escucharon el grito del pastorcillo, dejaron su trabajo y corrieron fuertemente hacia el pasto. Pero cuando llegaron allí encontraron al chico riéndose con la pesada broma que les había jugado.
Unos días más tarde, el pastorcito volvió a gritar: «¡Lobo! ¡Lobo!» De nuevo los aldeanos corrieron a ayudarlo, sólo para que este se les riera en su cara otra vez.
Entonces, una tarde, mientras el sol se ponía detrás del bosque y las sombras se ponían por el pasto, un lobo realmente surgió de la maleza y cayó sobre las ovejas.”

3. El Erudito y el Ratón:


“No contento con devorar todo lo que el erudito hubiera escrito, el ratoncito empezó a roer los importantes y valiosos volúmenes impresos de su biblioteca.
« ¡Soy tan desgraciado en esta vida!» exclamaba con gran desesperación el erudito «Puedo tolerar que ese maldito animal se coma todo lo que he escrito, pero con mis libros ya ha ido demasiado lejos.»”

4. El León y la Zorra:


“La zorra era muy astuta y cuando fue a visitar al León se quedó afuera de la cueva, a una distancia segura. Le preguntó al León sobre su salud, este le dijo que estaba muy mal y le pedía que entrara. Pero la zorra prefería estar afuera y le dijo al león: “Quisiera hacer lo que pides, pero veo muchas huellas de entrada y ninguna de salida. Dime ¿Cómo salen tus visitantes?”

5. Las Ranas Sedientas:


“Tras mucho andar las ranas encontraron un pozo de agua, saltaron para subirse al orillo del pozo, y vieron que aún tenía mucha agua fresca.
Emocionada una rana le dice a su compañera: “¡Vamos! ¡Saltemos! Podemos nadar y calmar nuestra sed.”
La otra rana más astuta le advierte de un peligro que su amiga no había visto y le responde «Espera. No se te ocurra saltar, recuerda que el agua se acaba lentamente.»”

En conclusión, en el nudo los acontecimientos y hechos se presentan para que la historia alcance un punto de gran intensidad, para que surja el problema y los personajes se enfrenten al mismo.

Advertisement

Deja un comentario