Fábula con Moraleja de Enojo

Advertisement

Hace mucho tiempo, Buda meditaba junto a algunos de sus discípulos, de repente unos hombres se acercaron a insultarle. Buda no hizo nada, en respuesta sólo cerró los ojos y esperó sin moverse o inmutarse a que aquellos hombres terminaran de decir sus fuertes palabras. Los discípulos se enojaron y le reprocharon: “Maestro no debería permitir que le insulten de esa forma sin decir nada, ¿por qué lo ha tolerado?”

Buda los miró a ambos y les preguntó: “si tengo un caballo y te lo ofrezco como regalo pero tú no lo aceptas, ¿A quién pertenece el caballo?”

Uno de los discípulos dijo: “Si yo no lo acepto, entonces sería tuyo.”

“Ocurre de igual manera con las ofensas y agravios. Es tu decisión si aceptarlo o no.”

Moraleja

Es tu decisión si te enojas por acciones ajenas.

Advertisement

Deja un comentario