5 Fábulas sobre la Contaminación

Advertisement

La niña y el Ambiente

5 Fábulas sobre la Contaminación

Había una vez una niña que estaba caminando por un campo, cuando vio a otro niño tirando basura al césped por pura diversión, ella se acercó y le pidió amablemente que no lo hiciera más porque ensuciaba el paisaje y contaminaba, el niño de mala gana respondió que él podía botar la basura donde quisiera. La niña se enojó y le gritó pero no logró ningún cambio, así que cada uno siguió a lo suyo.

Al rato el niño se aburrió y para provocar a la niña encendió unos fósforos para prender fuego en el césped pero cuando la niña voltea se da cuenta de que, antes de que el niño pudiera causar  más daño al medio ambiente, se había quemado la mano, desesperado le pidió ayuda. Ella buscó un poco de agua para calmar el dolor y nuevamente le dijo al niño que no debía contaminar el ambiente porque eso traía serias consecuencias, el niño al sentir el dolor en su mano lo comprendió y prometió cuidar el planeta.

Moraleja

Al contaminar el ambiente te perjudicas

La Venganza de los Animales

Fábula la venganza de los animales

Un día, unos muchachos paseaban por un parque jugaban a saltar la basura que encontraban, cuando estuvieron cansados se detuvieron a comer y dejaron todos los envoltorios en el suelo sin molestarse en recoger nada, un erizo desde lo lejos los veía enojado porque estaban ensuciando aún más la casa de los animales.

El erizo decidió reunir a sus amigos, un gato, un perro y un búho, les contó de lo sucio que estaba el parque y de quienes lo estaban ensuciando. Los animales juntos fueron a ver si era cierto lo que decía el erizo y comprobaron con sus propios ojos el estado del parque, se sintieron horrorizados y tristes. Pensaron que nada podía hacerse pero el erizo tenía algo en mente.

Por la noche los animales llevan a cabo el plan del erizo, llevar toda la basura a casa de estos muchachos, quienes temiendo que sus padres los descubrieran y regañaran se pusieron a limpiar el desastre, de repente los animales salieron de su escondite para explicarles lo que habían hecho mal, ya que si cuidaban su casa, también debían cuidar la de ellos, porque después de todo la tierra es el hogar de cada uno de nosotros.

Así ambas casas quedaron limpias y los muchachos se comprometieron a reciclar e incluso recoger alguna basura que vieran en el suelo.

Moraleja

No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti.

Los Dos Cerdos

5 Fábulas sobre la Contaminación

Había una vez dos cerdos que eran hermanos, uno era muy sucio, no limpiaba ni su habitación y el otro era el que limpiaba la casa, el patio y buena parte del bosque. Un día el hermano que no limpiaba le dijo: “¿Para qué vas a limpiar? Seguro que no pasa nada, el mundo no estará más limpio porque sólo tú seas aseado. Es más apuesto dinero a que nada va a cambiar si no limpias en un mes.” El hermano aseado aceptó la apuesta pero añadió otra condición, si pasaba algo igual debía pagar.

Transcurrido el mes el hermano sucio miró el patio y no era como lo recordaba, estaba feo, sucio, los arboles no tenían frutos y el pasto se había secado hace mucho, se sintió muy mal al verlo así que decidió ponerse a limpiar él para que todo volviera a verse hermoso como antes, después entonces no sólo limpió su casa sino el medio ambiente.

Moraleja

Debes empezar a cuidar el medio ambiente desde cosas pequeñas.

El Sueño del Árbol

Fabula el sueño del árbol

Había una vez, un árbol que estaba cansado de estar siempre en el mismo sitio, desea cambiar la rutina y quiere que lo talen y lo conviertan en un mueble. Un día mientras se quejaba, un niño lo escuchó, se acercó para investigar y luego de una charla con el árbol, el niño decidió pedirle ayuda a su abuelo, un leñador, para que talara el árbol y pudiese realizar su sueño.

El abuelo va al día siguiente a talar el árbol pero descubre que él había plantado a ese árbol junto a su padre cuando era un niño. Así que decidió explicarle que era muy necesario, la gente descansa bajo su sombra, las aves hacen sus nidos, los insectos se alimentan, pero sobre todo, la vida en el planeta sigue su curso por el oxígeno que produce.

Moraleja

Todas las criaturas son necesarias, en especial los árboles

El Pajarillo de Piedra

5 Fábulas sobre la Contaminación

Hace muchos años había un pájaro de piedra, era hermoso y mágico, vivía en un bosque, pero era muy pesado así que no podía volar sino caminar. El pájaro disfrutaba la compañía de los otros animales y los árboles, soñaba con poder volar como cualquier otra ave sólo para ver el mismo paisaje desde el cielo.

Tristemente todo desapareció un día en que el bosque empezó a quemarse, el incendio arrasó los árboles y obligó a los animales a huir, pero el pajarillo de piedra se salvó al ver el paisaje que tanto amaba destruido comenzó a llorar, tanto que la piedra acabó por consumirse, el pajarillo no lo notó y siguió llorando hasta convertirse en un charco de agua.

Cuando el sol salió, el charco se evaporó, subió al cielo y tomó la forma de una nueve, entonces el pajarillo fue feliz, al fin podía ver hermosos paisajes desde arriba. Aunque nunca olvidó lo sucedido y cada vez que ve un incendio mientras pasea se convierte en lluvia para ayudar a apagar el fuego, incluso cuando el más diminuto árbol está ardiendo.

Moraleja

No hay que perder la esperanza

Advertisement

1 comentario en “5 Fábulas sobre la Contaminación”

  1. Muy prácticas las fábulas para usarlas en el aula.

Deja un comentario